Adherencia

Antes de hablar de variables de entrenamientos, quiero enseñarte un concepto que a simple vista parece una obviedad, pero que a la hora de estructurar nuestros entrenamientos lo olvidamos.

¿Qué es la adherencia?


En palabras sencillas, es la capacidad de un individuo en siga un proceso determinado.
Podemos tener al mejor equipo multidisciplinar a nuestra disposición para lograr nuestros objetivos, pero si no somos capaces de seguir ese ritmo, ya habremos fracasado, recuerda “no importa lo bueno que sea tu programa si no eres capaz de seguirlo”

Por ello, quiero presentarte el acrónimo de “RAF” y te estarás preguntando ¿qué es?

Tranquilo, las siglas “RAF” dan referencia a las siguientes palabras.

  • Realista
  • Agradable
  • Flexible

Realista:

Lo primero que debemos plantear antes de iniciar un programa de entrenamiento o un plan de alimentación, debemos considerar los plazos que disponemos para conseguir nuestro objetivo, ya sea nuestros horarios, como disponibilidad de día para ir al gimnasio.

Porque te comento esto, ya que necesitas ajustar los plazos de tiempo que dispones con el programa de entrenamiento que estás planteando. Y aunque parezca obvio, esto es algo de lo que mucha gente se olvida.

Si crees que una rutina de entrenamiento de 6 días a la semana sería perfecta, pero solo dispones de 4 días para entrenar — no es una opción válida y deberías alejarte de ella — Céntrate en lo que sí puedes hacer en los días que tienes a tu disposición.

Agradable:

Perfecto, una vez dominado lo anterior, nos vamos al siguiente paso, que es “agradable”

Lo resumiré los más sencillo posible, ¿seguirías un protocolo de entrenamiento super aburrido? O realizarías un programa de entrenamiento en que disfrutes el proceso.
Te puedo garantizar que si sigues un plan que te encante, aunque no sea óptimo, vas a esforzarte mucho más que si sigues un plan óptimo pero que no te guste.

Flexible:

Ultimo concepto, y cerramos.

A todos (o la gran mayoría) nos gustaría estar 24/7 entrenando y que nos paguen por ello, pero la realidad es otra y tenemos que trabajar para costear nuestra vida, por ello, nuestro organismo tiene que afrontar muchos agentes estresores en nuestro día a día.

El propio entrenamiento, dieta, la falta de sueño, trabajo, preocupaciones y la lista sigue, para nuestro cuerpo todos son factores estresantes.

Por eso, es super importante, que seas realista en cuanto estructures tus días de entrenamientos, y que si no puedes ir un día al gimnasio porque te tu jefe te pidió que hicieras horas extras y ese día te tocaba realizar un récord personal. Es una situación bastante común y que tiene una fácil solución.

En este caso, es continuar por donde quedaste la próxima vez que vayas a entrenar.

Se que estarás pensando “pero llevaré un día de retraso”, y mi respuesta es—¿no importa? Terminar la planificación de los entrenamientos unos días más tarde de lo que tenías previsto no supone ninguna diferencia a largo plazo.

Resumen:

No olvides el acrónimo “RAF” a la hora de planificar nuestros entrenamientos, se requiere cierta conciencia y autocontrol para pode implementar los conceptos anteriormente citados, pero sin duda alguna podrá afrontar tus días de entrenamientos de mejor forma, y también no olvides, que no somos robots y que todos los agentes estresores que experimentamos en nuestra vida nos afecta.

Se Realista, disfruta cada momento y se flexible.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar